Somos capaces de construir la paz, ya lo estamos haciendo

1391

En estos días el país ha sido testigo de encendidas discusiones sobre la Paz. Nuestra opinión sobre algunas de ellas:

  • La Paz no se reduce a las negociaciones con la guerrilla. De La Habana no saldrán todas las condiciones para la paz que necesitamos y queremos. La paz integral y sostenible sí requiere acuerdos políticos pero debe acompañarse de oportunidades de vida digna para todos y de convivencia en la vida cotidiana. Para ello es fundamental que la paz viva en el interior de cada uno de nosotros. Las negociaciones con los actores armados son importantes pero no son suficientes. Por si solas no producen todo lo que anhelamos.
  • La polarización que vive el país, presente hace décadas pero acentuada recientemente (en las elecciones presidenciales el país se dividió por la mitad) es un inmenso obstáculo para la convivencia y la paz duradera. Mientras sigamos mirando la tierra donde nacimos y crecimos como un campo de batallas ideológicas, afectivas y finalmente físicas, no habrá realmente paz. En algún momento, preferiblemente antes de la firma de La Habana, debemos abrir un diálogo nacional de paz. En estos días hemos oído varias veces el comentario: “si somos capaces de sentarnos con los armados ilegales por qué no lo somos entre los legales desarmados…”
  • La paz supone apertura a opiniones y matices, a controversias e ideas diferentes de las propias. Realmente queremos la paz? tomemos la iniciativa de empezar ahora, en las relaciones con el vecino, con el compañero de trabajo, con el jefe y el subalterno, con el hincha del equipo rival, con el del partido diferente al mío, con la familia… Para ello, no debemos esperar a que concluyan las negociaciones en curso.
  • ¿Y si no se firma la paz? ¿Y si se firma pero no se reafirma en el referendo? ¿Y si se firma y se reafirma y seguimos viviendo en un país polarizado políticamente y que excluye a la mayoría de sus habitantes de las condiciones para una vida digna?… La mala noticia es que seguiríamos aplazando la posibilidad de vivir en paz. La buena noticia es que ya muchos colombianos estamos trabajando por esa Paz. Distintos actores estamos promoviendo y haciendo procesos de Desarrollo Integral-DIT en diversos territorios.

¿Por qué el DIT es fuente de paz?

  • Porque se basa en la construcción de consensos entre todos los actores.
  • Porque conduce a la creación de oportunidades para todos los habitantes
  • Porque se puede promover desde el diario vivir y desde el entorno de cada uno.

No hay que esperar el fin del conflicto armado para hacerlo. Lo estamos haciendo en muchos lugares de Colombia. Para centenares de miles de colombianas y colombianos, niños, jóvenes y adultos, de todas las etnias, de todos los niveles sociales, obreros, campesinos y empresarios, para todos nosotros, sin importar el grupo político… LA PAZ ES YA!!!

 

Foto: Santiago La Rotta – www.flickr.com/photos/troskiller/
Licencia Creative Commons