Desarrollo sostenible para la autonomía alimentaria

311

WATSIMBA !

Posiblemente Antonio Quinchoa no sepa que Colombia importa el 85% del maíz que consume [1] .

Lo que lo impulsó a él y a los demás habitantes de 6 veredas de su cabildo en el Putumayo a investigar alternativas al maíz para alimentar sus gallinas fue, como en la famosa película “La estrategia del Caracol”, la… DIGNIDAD !.

Ellos están convencidos (aunque algunos “científicos” no lo compartan) que “ese maíz es transgénico” y que, además de costoso, impulsa la pérdida de productos ancestrales y hasta la velocidad con que sus niñas se vuelven mujeres

Por ello participaron en el Concurso “A ciencia cierta” de COLCIENCIAS que en esta ocasión opera CONSORCIO el cual premió a 20 organizaciones con experiencias destacadas de producción agropecuaria que aplican o adaptan ciencia y tecnología. Ellas están ubicadas en 12 departamentos y trabajan en agroecología, conservación de cuencas, producción y transformación y soberanía alimentaria, como la de Antonio y su comunidad

[1]  http://www.eluniversal.com.co/cartagena/economica/colombia-importa-el-85-del-maiz-que-consume-34747

desarrollo_sostenible2

El programa combina estrategias de acompañamiento, asesoría de “padrinos” expertos, aprendizaje horizontal y apoyo financiero. Cada una recibe $50 millones para potenciar el esfuerzo que ya vienen haciendo. El proyecto del grupo de Antonio, por ejemplo, va a poder adquirir máquinas para producir los nuevos concentrados, instalar corrales de prueba en 6 veredas. En esta forma la investigación, la innovación y la apropiación tecnológica salen de los laboratorios de paredes blancas de las grandes ciudades, las universidades y las empresas para proyectarse comunidades que estaban paralizadas por la guerra y la violencia. Así, 58 expertos y científicos de universidades y centros de investigación llegan a compartir sus conocimientos científicos con el saber cultural de las comunidades.

Y de la WATSIMBA qué?

desarrollo_sostenible3

Esta hermosa planta es un tubérculo que ellos están mezclando con otros productos de su “chagra integral” como el fríjol, el tumaqueño y la achira, con los cuales esperan lograr reducir significativamente la dependencia del maíz importado, recuperar sus cultivos tradicionales y estar más fuertes para un Desarrollo Sostenible y en PAZ ¡